Mariano Manostijeras

Mariano Manostijeras Parodia

Nuestro protagonista es un humanoide sin corazón y sin manos, y hay quien sospecha que sin cerebro… Su extravagante creador murió sin poder terminarlo y lo dejó en esa tesitura y con tijeras en vez de dedos…

Parecería que al pobre Marianostijeras nadie lo quería. Pero lo cierto es que en Bruselas había una joven que, tras recibir una preciosísima carta de amor (que le debió escribir Soraya, porque está claro que él no puede) quedó prendada de su prosa… y sobre todo de sus manos! Unas manos preparadas para llevar a cabo los recortes sociales que sean menester.

Una historia tan bonita como ésta no os la podéis perder!

Etiquetas:    Francisco Marhuenda   La Razón   Mariano Rajoy   PP   Prensa
Mariano Manostijeras, 0 / 5 (0 votos)