Espenicienta

Espenicienta Parodia

La protagonista es una joven doncella que vivía hace muuuuucho mucho tiempo muy cómodamente en la presidencia de una comunidad de riquísimos bocadillos de calamares. Pero un día muy púnico para ella, apareció una vil madrastra que la arrinconó tristemente poniéndole el nombre de Espenicienta…

Aún así, mágicamente, se le apareció el Hada Pepera y le concedió el deseo de presentarse a la alcaldía. Y le regaló un vestido hermoso y unos zapatos de Swarovski, aunque todo de una manera muy lícita y legal, claro. No se podía notar para nada todo el colchón de corruptela en el que descansaba su partido en esa ciudad famosa por su chotis.

Pero oh, cruel destino!! Una profesional de la abogacía y de moral casquivana le arrebató ese puesto que era suyo por derecho! Y la humilló poniéndola en la oposición del ayuntamiento. A veces soy muy mala escribiendo los guiones… MUAJAJAJAJA

Hay una escena de absoluto pavor en el que unos guardiaciviles se personan en la sede del PP de Madrid (lo digo por si aún no había quedado claro este aspecto de la historia) para hacer unos registros por cohecho y blanqueo de capitales. Entonces nuestra joven doncella, cuando suenan las campanadas de la corrupción, sale huyendo despavorida dejando un zapato de cristal como única prueba… Un zapato que, para encontrarla, tendrán que probar a todas las jóvenes casaderas de la zona. Creo que de momento ya se lo han intentado probar a la Barberà…

Etiquetas:    Esperanza Aguirre   Madrid   PP
Espenicienta, 5 / 5 (1 votos)